Como realizar una comparativa de créditos

¿Cómo realizar una comparativa de créditos?

Solicitar un préstamo bancario es una de las fórmulas más utilizadas habitualmente en aquellas ocasiones en las que no se dispone de recursos propios para afrontar su coste, para conseguir financiación para la realización de un proyecto o la compra de un bien.

Créditos Financieros

La oferta crediticia ofrecida por parte de las entidades financieras es muy amplia y diversa, existiendo diferencias significativas entre las condiciones ofertadas en las diversas alternativas.

Realizar una comparativa entre los diferentes productos crediticios disponibles, permite al solicitante del préstamo bancario ahorrar dinero al encontrar una financiación más ventajosa para sus necesidades.

¿Qué datos deben ser tenidos en cuenta para realizar una comparativa de créditos?

Solicitar un crédito bancario acarrea una serie de gastos, comisiones e intereses, los cuales han de ser tenidos en cuenta al realizar un estudio comparativo entre ellos, para poder encontrar de esta manera el crédito más ventajoso.

La comisión de estudio es un importe económico que las entidades repercuten en el solicitante del préstamo, por el estudio y análisis de la viabilidad de la operación, puede ser fijo o un porcentaje del total del crédito. Algunas entidades no aplican esta comisión.

Tipos de comisiones

comisiones-por-creditos-bancarios

Otra comisión habitual en los préstamos de bancarios es la comisión de apertura, la cual se paga al formalizar la operación y es un porcentaje sobre el total del crédito solicitado. El tipo de interés es el dato más importante a valorar cuando se realiza un estudio comparativo entre las diferentes alternativas de crédito, pues de este dato depende la mayor parte del coste del préstamo.

Sin embargo este dato debe ser extraído y valorado con atención, ya que puede tener un interés fijo durante toda la vida del préstamo, o puede ser un interés variable asociado a un índice económico. La conveniencia de decantarse por un tipo de interés fijo, variable o mixto, debe ser determinada por el solicitante tras valorar y tener en cuenta la coyuntura económica y las tendencias e incertidumbres de los tipos de interés.

Teniendo en cuenta este aspecto, debe realizarse la comparativa entre los diferentes productos de crédito en tres grupos; interés fijo, mixto y variable. En el caso de los créditos sometidos a interés variable y mixto, debe compararse el diferencial entre ellos y en caso que estén asociados a un índice de tipos de interés diferente, realizar una conversión entre índices y valorar la estabilidad y tendencia de dicho índice.

Es muy importante tener en cuenta si los créditos tienen condiciones adicionales, como puede ser la cláusula de suelo o interés mínimo.

Otras comisiones a tener en cuenta

En ocasiones la persona que solicita el préstamo puede tener previsiones de poseer capacidad económica en el futuro para realizar su cancelación anticipada o parcial del préstamo, en este caso es importante valorar las comisiones que incluyen por estos conceptos, los distintos créditos que se están comparando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*